lunes, 1 de abril de 2013

30 de marzo. Crónica

1982, 30 de marzo... Cumplía jóvenes y floridos años... Tan floridos que resolví “festejar” con mis amigos en La Plaza... Tan jóvenes que me permitieron ganar “los quinientos metros llanos” corridos por Alem... Aseguro que salí tan airosa que ni siguiera recibí un rasguño en mi piel... Aunque en determinado momento había perdido hasta el último aliento tratando de descubrir el mínimo sonido que identificara a uno de los míos... No podía darme el lujo de volver la vista atrás... Mi pañuelo estaba seco... Alguien me pasó uno con vinagre...
“Paz, pan y trabajo”...
Mi estado de ánimo me daba alas... Lo sentía y comprendía...
Día soleado y fresco, ¿martes?... No tenía miedo sino alegría, euforia... “Se va a acabar, se va a acabar...”
No me sentía ni derecha ni humana, más bien era una liebre escapando en zigzag de la cacería... Liebre en la que había estallado la furia contenida...
Nos reagrupamos, gaseados, mojados... Estallamos en carcajadas al ver que estábamos todos... Nos invadió la consigna “luchen, luchen que se van”...
Fuimos a mi casa, brindamos... “Feliz Cumple Nena”
Fue anoche, pasaron nada más que 31 años...


31 de marzo de 2013