martes, 10 de julio de 2012

Decreto con fuerza de ley


Visto:
Que llevo largas horas perdidas en las mesas de café y delante de mi teclado y
Considerando:
Que la preocupación fundamental de algunos seres vivos, expuesta en reiteradas oportunidades, es mi integridad emocional y mi cordura,
Que tal situación se ve amenazada por los constantes vuelos a que me veo sometida y metamorfosis diversas,
Que en consecuencia, los beneficios se ven limitados por la realidad,
Que se deben detallar cuidadosamente mis alcances para considerar las previsiones necesarias para el buen desarrollo de mi psiquis. Así, preservar y respetar su íntima estructura ya que, en razón de su especial naturaleza, es necesario estudiar los límites a que se ve expuesta,

Por la presente ajusto  la reglamentación:
Artículo 1: Me prohíbo las lecturas de poetas que sensibilicen mi ser durante las 24 horas del día.
Artículo 2: Me prohíbo lecturas de comunicadores sociales donde se consideren que los sujetos,
nacidos a la intemperie y expuestos a las inclemencias del tiempo,
que comen comidas usadas y sus niños andan descalzos,
que no tienen posibilidad de una educación reparadora,
que no acceden a los centros de salud por no cumplir las condiciones requeridas,
que no acceden a medicación y desconocen medicina preventiva,
Están en desigualdad de condiciones respecto a aquellos que gozan de los beneficios de cuna y herencia para gozar de temperaturas acordes a su condición social y ética.
Artículo 3: Me prohíbo las lecturas de poetas y comunicadores sociales.
Artículo 4: Me prohíbo las lecturas.
Artículo 5: Me prohíbo, enamorarme de las flores, de sus colores y aromas.
Artículo 6: Me prohíbo, enamorarme de los cantos de los pájaros, de las bellezas de sus plumajes y la magnitud de sus vuelos.
Artículo 7: Me prohíbo enamorarme, de pájaros, sirenas, mares, luna, montañas, llanuras y demás elementos de esta tierra.
Artículo 8: Me prohíbo, inspeccionar mis sentimientos, el color de mi sangre y a mis venas llamarlas ríos.
Artículo 9: Me prohíbo mirar el horizonte, el cielo y el arcoiris.
Artículo 10: Me prohíbo, pensar por mis propios medios, sacar conclusiones y desacatar las reglas impuestas por siglos.
Artículo 11: El presente Decreto-Ley será refrendado por los que consideran que vivo en un mundo irreal.
Artículo 12: Comuníquese, publíquese y archívese

Siento mi cara mojada. La mesa del café está cubierta de agua. El barquito de papel, construido en la servilleta del bar, comienza a navegar por un río torrentoso. Río salado que con su fuerza lo hace caer de la mesa... Busca su lecho entre los pies de distraídos clientes, se acerca a la puerta principal, huye...



Creo que seré una prófuga de la justicia.



10/07/12

Imagen: Barco de papel