viernes, 15 de febrero de 2013

La que murió de palabras...


Siente la carrera 
desesperada de su sangre...
Palabras...
Palabras deshilvanadas.
Su cuerpo expuesto...
Su piel lacerada por las palabras...
Palabras que la tienen como blanco.
De su herida también brotan palabras...
Palabras que van y vienen
Se encuentran, se besan, se aman, se alejan...

Siente la carrera
desesperada de su sangre...
Recorre el brazo...
El abrazo vacío...
Las palabras,
las palabras brotando de las venas...

Siente la carrera
desesperada de su sangre...
Sangre que diseña los labios,
esperando trémulos
el beso de nadie...

Sin respuestas
el cielo escupió rojo...

Siente la carrera
desesperada de su sangre
que ahora se asoma a los ojos...
Ojos que no pueden ver
porque los opaca
una nube acuosa...
Siente danzar palabras...
Palabras...
Palabras que no cierran sus ojos.

Siente la carrera
desesperada de su sangre...
Los oídos no la perciben...
Sólo identifican aquella voz
en un grito casi indescifrable.
Desgarrador...
Después, la nada.
Las palabras
se diluyen lentamente.

Yace en una calle solitaria de su Ciudad...
Ya no siente...
El yeso la cubre...
Es tarde...
02/02/13
Imagen:
http://machacopinturayescultura.blogspot.com.ar/