domingo, 20 de enero de 2013

Las yemas de los dedos


Cuando las yemas de los dedos
recorren la presencia
se visten de fiesta
iluminan la noche
de estrellas radiantes...
Cantan en la aurora
y el canto es eterno...
Las yemas de los dedos
a veces deliran...
Dan forma a los sueños
inventan presencias
despiertan nostalgias...
Las yemas de los dedos
tienen memoria.
Conocen de texturas y de perfumes,
de temblores y de llagas,
de vibraciones y sinfonías.
Graban a fuego
en la retina y en la piel,
en la nieve helada y en la miel...
No hay ausencia
que apague esta memoria...
Cuando las yemas de los dedos
evocan presencia,
regresa el sol,
vuelan los pájaros,
los verdes son más brillantes
y el arcoiris...
El arcoiris es el moño
de nuestros anhelos.

11/01/13
Imagen: Caricias
Pablo Navarro Hevías