lunes, 26 de marzo de 2012

Otoño en mi ciudad…

Otoño
Estación de colores…
Infinitos ocres invaden mi sangre…
Espero ansiosa tus hojas…
Deseo escucharlas crujir bajo mis pies
en el caminar sin rumbo.
O destrozarlas impiadosamente
en el trajinar continuo.
Otoño…
Cuando tus hojas crujen
el amor entra por mis poros,
sube despacito
se instala en mi médula
me susurra al oído
y veo la luna llena.
Otoño…
Cuando destrozo tus hojas,
esas que desprendiste con todo esmero,
descubro:
Al niño hambriento…
Al hombre-buey con su carro…
Al ciego intentando no caer en un bache
esquivando autos lujosos…
A mujeres de porcelana
en asientos de acompañantes…
A escuelas mal iluminadas…
Y las nubes,
nubes oscuras,
se depositan sobre mis hombros.
Con la luna llena,
con nubes negras,
con amor incierto,
con angustia plena,
en esta sociedad egoísta
y en algunos casos autista,
los colores del otoño me esperan…

23/03/2012
Imágenes:
Marina Amaya (Valencia, España 1972)
1. La brisa fresca de la mañana huele a mar y a ti.
2. Ojala volvamos a vernos