miércoles, 8 de septiembre de 2010

Ignoran

No saben que estoy, que las observo, que me enamoran. El vidrio nos separa, no me ven, veo sus sombras, se mueven, acomodan, incorporan, se rozan. Movimientos suaves, casi tiernos, se protegen. Están ahí, las veo luciendo su inquietud. Me arrullan, me miman los sentidos, mi sensibilidad se asoma. Espero mi turno, ellas en su nido con las plumitas mojadas, esperan que cese la lluvia. Tedio con estrellas en el consultorio dental.


Con nido en la ventana de flaco cristal
uncigarrillouncafe.blogspot.com