martes, 21 de febrero de 2012

Volver...

Creo que no…
No me basta tu voz.
No me basta
el trino de las calandrias
al amanecer.
No,
no me basta…
No me basta
el azul de este cielo
ni el blanco de esa rosa.
No me bastan
ni mis lágrimas
escondidas,
ni mi risa pronta.
No,
no me bastan.
Quiero descubrir
el fondo de los mares,
el plata de la luna…
Quiero mirarme
en la paz del lago,
acariciar el lirio
y con estrellas en mis ojos
volar el mundo…
Ver deshacer mis trenzas…
Cabellos al viento,
hebras de seda,
pintados
con los colores del arcoiris…
Y así, con estrellas
y colores
con cabellos sueltos
y enmarañados
con alas desplegadas
y en las alturas
poder observar
despojada
libre
trémula…
Para luego volver
en un colibrí,
con sed infinita,
a beber el néctar
de tus jazmines.

Imagen: AEN’ OE
De la serie, Huesos de Colibrí
http://stasiotika.blogspot.com/2008/01/huesos-de-colibr.html