martes, 6 de julio de 2010

Mi zorzal, los zorzales

Qué bonitos son los zorzales...
Hasta que él se fue... nunca había reparado como disfrutaban mi jardín ...
Los vi cuando comencé a salir nuevamente al mundo...
Son felices picoteando el césped buscando el alimento diario...
Les gustan mis bonsáis... es que los cuido con mucho esmero, les cambio el compost, les coloco vitaminas… entonces proliferan las pequeñas lombricitas... los zorzales las comen voraces... También los veo bañarse en el bebedero de mis perras, salpican todo el patio disfrutando de su higiene...
Ayer vino uno de pechito bien rojizo… ¡por demás bonito!... mirándolos me transporto en el tiempo, el mismo frenesí...
Negrita, ¿una partida?, el que pierde ceba mate
... Comen, peón... saltan, caballo,... en diagonal, alfil, mueven los dedos de sus patitas finitas, jaque... descansan. Tuercen la cabecita y me miran, ojitos chispeantes, cebo mate...
Cabecita al agua, peón... alitas mojadas, peón...… sacudida, caballo... plumitas al viento, jaque... vuelan, rey,... Este es mate hijita... Tuercen la cabecita y me miran, sus ojos no tienen chispas...
Me quedo mirando por el ventanal que da al patio... Cebo mate eternamente...
Por unos minutos, la ausencia infinita fue sólo ausencia...
Cada amanecer, los zorzales traen en su canto de libertad a Mi Zorzal.
HM