jueves, 15 de septiembre de 2011

Rescatame

Rescatame
de la mudez profunda
de la cueva cavada con esmero
de las palabras y miradas sin sentido
del tiempo transitado sin vivirlo.

Rescatame
de los caminos sinuosos de la montaña
de las olas embravecidas del océano
de las pacíficas balsas de los lagos
de los golpes en los ríos torrentosos.

Rescatame
Sólo necesito una mirada
las yemas de tus dedos en mi mano
un inmenso silencio compartido
y el café humeante de testigo

Imagen: La taza de café
Mariano Velasco Ramírez