jueves, 27 de octubre de 2011

Mi pueblo cumple un año

Yo, estaba de pie.
Como árbol en primavera,
hojas brillantes
verde claro
y tibio sol
De pronto…
El golpe…
El golpe vino de atrás.
Traicionero.
De atrás y en medio de la nuca.
Sin saber bien el por qué,
el cómo,
sentí mis entrañas en el pavimento.
Mi rostro cubierto de sal...
Y caminaba.
Caminaba sin prisa,
sin pausa.
Caminaba...
Miré a mi alrededor,
éramos miles.
Sin entrañas,
con sal en las heridas,
nudo en la garganta
y miradas perdidas.
Éramos miles
llegando a nuestra cita,
donde nadie nos había llamado.
En ese instante lo presentí…
En medio de un dolor inmenso
de una sola contracción,
en un único pujo,
Un pueblo
había sido parido.

Néstor Kirchner 25/02/1950 – 27/10/2010