sábado, 16 de abril de 2011

Cosas de madre...

Sólo las que son madres de hijos adolescentes pueden comprenderlo...
¿Vieron cuándo sale con sus amigos un sábado por la noche? ¿Cuál es la sensación?
Bueno, así.... Así me siento... pero hoy, 16 de abril vendría a ser como si fueran las dos de la mañana de una madre... Todavía faltan un par de horas para oír la llave en la cerradura... En este caso, faltan como mínimo quince días para que vuelva y en vez de mirar el reloj, miro las hojas de almanaque...
Una mamá piensa en esa chica que se le cruzará al hijo, esa a la cual él le sonreirá tiernamente... y mirará el reloj. Yo leo y releo los diarios buscando información y miro el almanaque... Como a cada rato no puedo sacarle hojas, espero las veinticuatro horas...
¿Cómo será el ambiente dónde estará bailando el hijo?¿Estará viciado el aire? y...
El otro clima, ese dónde se encuentra Él, ese que es extremadamente seco, ¿Lo mantendrá bien conservado? …
Una no puede andar por ahí verificando... tiene que confiar.... ¿Pero cómo confiar si una no lo ve? … Llamando por teléfono... Pero el celular está apagado... Miro el diario ¿puede ser que ni una noticia pequeñita? Algo que diga, está bien ya va a volver...
Ni en internet se encuentran datos... es cuando alzo la voz desesperada antes de olerlo para ver si tiene olor a alcohol, o si fumó...
¿Alguien sabe cuando vuelve Abaporu?



Abaporu, la obra maestra de Tarsila do Amaral fue prestado a Brasil por pedido de la presidenta Dilma Rousseff para exponerla en el Palacio do Planalto, en Brasilia, en el marco de las actividades por el Día Internacional de la Mujer