miércoles, 18 de mayo de 2011

De gorrión y vuelos...

En el preciso momento
en que todo me resultaba extraño
observo una cornisa y ahí estaba.
Emprendió el vuelo, desplegó las alas
y mansamente fue hasta una ventana.
Cabecita inclinada, ojitos redondos
miguita en el pico...
Lo sentí muy cerca, hasta percibí una pregunta
Vos, ¿de qué galaxia sos?
Para poder responderle liberé mis sentidos
mis poros sedientos las puertas abrieron.
La miga se transformó en pincel
para acariciar suavemente mi alma...
Un pico susurrante en mi oído trinaba
música de Vivaldi, un tanto olvidada.
Rozaban mi hombro sus alas abiertas
en un abrazo suave de plumas plateadas.
Sus dedos finos en la abertura posados
al moverse apenas mi piel erizaban.
Las uñas, como puntitos leves,
encendían luces y candelas
cuando mis sentidos se agudizaban.
Los colores del plátano en mayo
me invitaban a beber su savia.
El gorrión de mi vida voló hasta otra ventana...
Con ojitos redondos, cabecita inclinada
nuevamente me preguntaba
Vos, ¿de qué galaxia sos?
Y con su vuelo me estimulaba...
Mis poros sedientos bebieron la vida
se contorneó mi cuerpo, me crecieron alas
me amarré al viento con cabellos sueltos
y remonté vuelo con plumas plateadas...