domingo, 8 de mayo de 2011

De irrealidades y distraídos

La irrealidad existe.
Sí. Se puede tocar, ver, sentir.
Es verdadera, existe.
Existe en un azul, en un rojo
en un dibujo, en un diseño...
La irrealidad existe.

Existe en un poema de Benedetti
en Miguel Hernández, Neruda.
En la voz sin par de la Negra Sosa.
En Lygia Telles y el misterio de sus pompas.
En Galeano y su prosa...
La irrealidad existe,

Existe y llega despacito
a la madrugada,
se mezcla en mis sueños
penetra en mi almohada...
La irrealidad existe.

Existe en la brisa suave
que desprende hojas
provocando lluvia de ocres
que tiñen mi ropa...
La irrealidad existe.

Existe
y cuando percibo
el secreto de las hadas
en lo hondo de mi ser
y me toca,
y la siento
y no puedo mirar para otro lado
y no puedo vivir sin ella...
La irrealidad,
es tan real y concreta
que me causa pena el distraído
que no puede verla.


Imagen:
Irrealidad
http://semblanza-entreluces.blogspot.com