sábado, 30 de abril de 2011

Primero de mayo, día internacional de los trabajadores…

El primero de mayo, es la fiesta principal del movimiento obrero mundial es un día de reflexión, para recordar las luchas de los/as trabajadores/as.
Esto lo sabemos todos los que podemos acercarnos a estas líneas. Por eso no me voy a detener en la matanza de los Mártires de Chicago, ejecutados en EEUU, donde llamativamente no se celebra este día…. ¿llamativamente?...
En el país “de la libertad” los derechos de los trabajadores están cercenados, no se pueden reivindicar.
Nosotros, como muchas otras naciones, podemos hacerlo, lo hacemos “sin perder la alegría”.
Por eso reivindicamos y festejamos. “Discurseamos” y brindamos. Nos reunimos con amigos donde no faltan las empanadas y el plato de locro o el asado…
Porque ahora, en Nuestro País, volvemos a festejar comiendo a “lo argentino”...
Porque nuestro pueblo vuelve a festejar que recuperó la alegría. Esa que le venían robado desde tiempos lejanos… Sin hablar de la dictadura donde perdieron hasta el alma…
Hablemos desde que, después de una alegría inconmensurable por el JUICIO A LAS JUNTAS asesinas, un Felices Pascuas mandó al pueblo a sus casas con la cabeza baja y un pacto de impunidad… Un 1989 donde una inflación del 1.923 % (sí, mil novecientos veintitrés por ciento) los dejaba sin aliento…. Cuando pensaban que no los iban a defraudar y se encontraron pasivamente involucrados en “relaciones carnales” con el imperio en decadencia, con un indulto y los asesinos en libertad… Cuando apostaron sus mejores intenciones a una fórmula de Alianza donde primero los noquearon por abandono sin levantar ninguna bandera reivindicatoria y después, con más de treinta muertos miraron atónitos un helicóptero que se marchaba en medio de discusiones callejeras que llamaron la atención al mundo…
Sí, nuestro pueblo no estaba muerto y gritaba en las plazas y tenía un 30 % de desocupados y vivía del trueque y le confiscaron los depósitos y sus hijos no podían ir ni a la escuela primaria…
País ejemplo de cultura y educación había sido…
Esos hijos son los que crecieron y hoy, aprendieron de esos ejemplos… Son los que, cuando adolescentes, miraron incrédulos el paso de cinco presidentes en un par de días… Son los que preguntaban, porque nadie se los había hecho notar, por qué un presidente hacía sacar cuadros de militares… Son los que percibieron que podían tener otra historia… Son los que encontraron a parte de su generación viviendo “vidas robadas”… Son los que lloraron hasta perder la noción de tiempo un 27 de octubre…
A partir de ese momento se sintieron impulsados por el viento arrollador…
Ahora en este primero de mayo, saben que son trabajadores luchando por sus derechos, saben que son estudiantes, intelectuales a quienes se les respeta la opinión, saben que van por más…
Saben…
Festejemos con alegría, bien lo merecemos.


Imagen: La Manifestación. Berni

jueves, 28 de abril de 2011

Las Cartas

Según escuché siempre, los niños vienen con un pan bajo el brazo… Lo del pan no sé si es cierto, lo que sí es seguro es que vienen con uno o dos mazos de cartas… Con ellas aprenden a jugar en la vida…
A veces las usan solos:
- Jugá al solitario, sino en la primera de cambio te joden...
Pero en general se usan en forma comunitaria, es así que lo primero que se aprende es el juego más simple, ese que todos conocen las reglas y al tranquito se establecen las relaciones.
Me refiero al conocido “Pinche” y así se anda por la vida con reglas claras y cartas sobre la mesa. El juego, no depara grandes emociones pero sirve, es como tomar solcito en primavera. Difícilmente tomes un bronceado Caribe pero pálida, lo que se dice pálida, no vas a quedar.
Sucede que “El Pinche” te va quedando chico, entonces buscás otros juegos con un poquito más de emoción. Alguien te quiere enseñar el “Culo Sucio” pero vos aprendés la “Escoba de 15”. También con reglas claras pero, para mi gusto, es un juego muy chismocito… Siempre tenés que estar mirando qué levanta el otro para calcular… Siempre calculando… que oros, que setentas… Es complicado andar por la vida calculando todo. Entonces, aparece ese amigo que te sugiere:
- El “Chinchón”
y te prendés.
Armás juego, buscás cartas… Es algo como una construcción… Empezás despacito… Calculás un poquito y, a veces hasta te hacés un menos diez…
Este juego es el que más se presta para las vidas comunes… Casi todos juegan al “Chinchón”… Se juntan dos, cada uno proyecta su juego y terminan jugando juntos... Reglas claras, no tiene dobles interpretaciones…
Claro que, paralelamente, en algún momento empieza o empezó la época de los campamentos con amigos, ahí los juegos son un poquito más elaborados, despedís adrenalina… Ahí aprendés a jugar al “Truco”, te divertís… Todos se divierten tratando de encontrar las señas de los demás… Arriesgás, vale todo… Siempre que calcules la mentira justa en el momento propicio… Es cuando encontrás un sabor especial… El “Truco” se juega siempre con amigos… Es cuando nacen las primeras amistades fuertes, las alianzas, empiezan las marcas en el alma... A veces se juega y se acompaña con vino, otras, las más, con mate o sin nada ya que hay que estar muy atento…
Dejás de jugar al “Truco” cuando entablás amistades un poco más duraderas, sinceras y querés dominar el mundo… Además, no se van a mentir entre ustedes…
Entonces resuelven pasar el tiempo con lecturas…
Según los lugares de estudio y las épocas, te comento de la mía, Sartre, Foucault, un paseito por Cooke, las mujeres con Beauvoir a muerte, todos mirando a Gramsci…
Hasta que un día sin darte cuenta te encontrás jugando nuevamente a las cartas…
Como pasó el tiempo olvidaste las reglas… Pero insistís... Jugás y empezás otra vez por el “Pinche”…
El problema se presenta cuando el/la contrincante siguió siendo muy jugador/ra cuando vos estabas distraída leyendo… Entonces, te cambia el juego y no te das cuenta… Mientras vos ponés todas las cartas sobre la mesa, tu oponente está jugando al “Truco” y se reserva los anchos…

Así no hay juego que aguante… Seguro te hacen puré compañera...
Por eso, si se terminan las lecturas, ponete a Googlear o mirar televisión… Claro, buscate un cable que en la grilla tenga Telesur, sino, seguro que también te joden...

Imagen: Les joueurs de cartes - 1885-90
Pintura de Cézanne sobre el juego de cartas.

miércoles, 27 de abril de 2011

El Venadito

Uso mi máscara para caminar
por el carnaval eterno...
Piernas largas de tanto andar
tropiezan en baches
esquivan agujeros.

Ahí estaban las flores...
Estiré mi brazo
en el devaneo...
Fueron de plástico
los pétalos que
me recibieron...

Percibí el perfume
en un desatino...
Misterio develado
fue el Channel deslizado
en el preciso momento
que esperando trémula
y en desconcierto
lanzaba al aire
un puñado de estrellas
que iluminaron incrédulas
tu cruce de acera.

Usaré mi máscara para caminar
por el carnaval eterno.
Tropezando en baches
esquivando agujeros
encontraré mi senda
con verdes intensos
y pétalos de rosa
cubriendo mis sueños.

En ese momento
cuando el carnaval termine
y deje mi máscara
subiré al “Venadito”
suturaré sus heridas
con mi labios en fuga
encontraré la alegría
que no se contiene
al ser recibida
en la entrega infinita.


Imagen:
Venadito. Frida Kahlo

lunes, 25 de abril de 2011

Sin palabras

con los pies clavados en el cemento
el corazón estrujado
los ojos mirando a lo lejos
en el momento que los ocres caen sin sentido
en el otoño polvoriento
cuando las dunas se convierten en montañas macizas
y te llevan… y te arrastran
y los caminos se llenan de malezas y hojas secas
y mirando a tu alrededor sólo la nada
y la melodía de tus oídos se apaga
y las palabras se hilvanan sin sentido
y el frío te cala hasta los huesos
en ese instante, al recordar los sueños,
harías trizas hasta al viento…

Imagen:
Mujer llorando, Pablo Picasso

sábado, 23 de abril de 2011

El más atrás…

Diego Rivera con sus pinceles me llevó al más atrás, muchacha de cabellos a los hombros con alguna onda suelta, ojos soñadores buscando la vida. Esperando...
La muchacha de Diego, está esperando sobre un almohadón azul, piernas ligeramente cruzadas…
Aquella otra muchacha, esa que comenzaba a recorrer el mundo con deseos irrefrenables de tomarlo por las asas, con otoños floridos, esperaba en la Estación Constitución, siempre hurgando, caminando, absorbiendo… El impulso de vida la llevaba hacia la Universidad Nacional de la Plata. Primeros años de independencia…
Mujer de otoño florecido en época tardía, de piernas largas andando caminos, frente a una pintura de Diego Rivera…
Las graciosas polleras, en el transitar de los claustros, fueron cambiadas por pantalones. Elegantes primero, de sport después al aproximarse los Ezeizas…
Vivencias profundas
de momentos de amigos
contando monedas
para un almuerzo compartido.
Vida hecha con retazos
de esas presencias…
Los que continuaron,
los que no están…
Diego Rivera me lleva a ellos, a cabellos cortados al elegir la practicidad, corte que perduraría el resto de la vida, y a los eternos pantalones…

Universidad Nacional de la Plata, ciclo inconcluso por cuestiones ajenas, ciclo que me marcó a fuego por elección propia de vida.

Diego Rivera, si tenés la posibilidad de enterarte mirándome desde alguna estrella, quiero decirte que esa muchacha, ya con cabellos cortos, tuvo que elegir su futuro y profesión en Buenos Aires porque en La Plata se anticipó el infierno…

Fotos:
Diego Rivera y detalle de su "Retrato de Mujer".
Hilda, según la libreta Universitaria de UNLP

martes, 19 de abril de 2011

Dos dimensiones


No hay ecos de pasos
cuando cruzas el ancho desierto...
Imposible que oigas
el repicar de las campanas...
No encuentras ríos sonoros
en tus días...
Sólo caminar.
Caminar como que no sientes.
Caminar como que conoces la senda.
Caminar sin ojos.
Caminar.
Caminar sin dejar huella.
Caminar hasta que te sorprenda
la llovizna tenue del otoño.
Esa que mojará tu ropa
y te hará sentir el frío helado.
No tenés manos para apartar tu velo.
No tenés manos para alzar al cielo.
Al mirarte no te ven,
sólo ven como caminas.
Y a tus pies,
llagas enterradas en la senda,
no les llega una migaja de agua fresca.

Mujer, camina...
por esa senda,
después de la tormenta de arena,
encontrarás el río con que sueñas.

Imagen:
http://jyosti50.blogspot.com/2009_04_01_archive.html

sábado, 16 de abril de 2011

Cosas de madre...

Sólo las que son madres de hijos adolescentes pueden comprenderlo...
¿Vieron cuándo sale con sus amigos un sábado por la noche? ¿Cuál es la sensación?
Bueno, así.... Así me siento... pero hoy, 16 de abril vendría a ser como si fueran las dos de la mañana de una madre... Todavía faltan un par de horas para oír la llave en la cerradura... En este caso, faltan como mínimo quince días para que vuelva y en vez de mirar el reloj, miro las hojas de almanaque...
Una mamá piensa en esa chica que se le cruzará al hijo, esa a la cual él le sonreirá tiernamente... y mirará el reloj. Yo leo y releo los diarios buscando información y miro el almanaque... Como a cada rato no puedo sacarle hojas, espero las veinticuatro horas...
¿Cómo será el ambiente dónde estará bailando el hijo?¿Estará viciado el aire? y...
El otro clima, ese dónde se encuentra Él, ese que es extremadamente seco, ¿Lo mantendrá bien conservado? …
Una no puede andar por ahí verificando... tiene que confiar.... ¿Pero cómo confiar si una no lo ve? … Llamando por teléfono... Pero el celular está apagado... Miro el diario ¿puede ser que ni una noticia pequeñita? Algo que diga, está bien ya va a volver...
Ni en internet se encuentran datos... es cuando alzo la voz desesperada antes de olerlo para ver si tiene olor a alcohol, o si fumó...
¿Alguien sabe cuando vuelve Abaporu?



Abaporu, la obra maestra de Tarsila do Amaral fue prestado a Brasil por pedido de la presidenta Dilma Rousseff para exponerla en el Palacio do Planalto, en Brasilia, en el marco de las actividades por el Día Internacional de la Mujer

miércoles, 13 de abril de 2011

Aroma de mar

Con mi alma desnuda
y sin pudor
me tomo de las alas
de tus versos
POETA
Recorro tu universo
con estrellas fugaces
y mares bravíos.
Subo a tu barcaza...
El viento me balancea
y libera mis cabellos.
Así
entregada al gozo infinito
escribo su nombre
en la marea.


Imagen:
http://pintaracuarela.blogspot.com/2009_10_01_archive.html

domingo, 10 de abril de 2011

En el túnel del tiempo…

¿Qué misterio tienen tus dibujos Henri? ¿Por qué me quedo tanto tiempo delante de ellos? ¿Por qué me llaman tus publicidades?
En realidad mi imaginación se libera y allí estoy…
Fuiste diferente, no sólo por tu dolencia sino por tus sentimientos… Esos que tuviste que encorsetar para poder frecuentar los lugares que libremente seleccionaste…. Porque siendo noble de origen, elegiste ser bohemio… A lo mejor por eso mismo pudiste…
¡Cómo te dolía tu pena! Esa que escondías en tus noches de bebida…
¿Por qué?... ¿Si fuiste el pequeño más grande en tu “Moulin Rouge"?…
Fui a verte para festejar los diez años del MALBA... En realidad estábamos programando esta salida que con mi amiga Isabel y la disfrutamos a pleno…
Subimos al cielo por la escalera mecánica con temor… La consigna era no detenernos en el primer piso, Abaporu no estaba, y el agujero “nos iba a atrapar” y, a partir de ese momento tendríamos el síndrome de “angustia permanente”...
Te decía… escapamos hacia el segundo piso… Ahí estaban tus tonos claros, tus publicidades… Tu “Divan Japonais”… Tu “Pasajera 54”… Tus “Papeles Modernos”… Quedé fascinada con tus líneas, con la perfección de tus figuras…

Pero… Te pido perdón Toulouse-Lautrec, no pude resistir la tentación… Seguí recorriendo el salón para ver a José Antonio Ramón Parra Menchón, Amelia Pelaez, Picasso y otros grandes...
Y, como siempre, me paralizo ante un “Juanito Laguna” de Berni...

Divan Japonais y La Pasajera 54

viernes, 8 de abril de 2011

Mi Veneciana

Una simple conversación
devela un misterio…
Nunca escuchaste un te quiero,
nunca digo buenas noches…
Tu coraza te protege,
mi Veneciana convence…

¿Qué escondo en el silencio
de mis noches incompletas?
¿Qué grita mi risa
ante un mínimo gesto?
¿Dónde están mis estrellas
perseguidas a lo lejos?
Abandono mis espacios,
me deslizo entre las sábanas
y simplemente sueño…
Es ahí cuando aparecen
Soles, luces …
y mis miedos…
Percibo mi abandono…
Me encandilo con los brillos. ..
Evalúo este presente
y en el momento que despierto,
la lucha con mis monstruos
espera desolada...
porque...
“Amanece que no es poco”
en este otoño sediento.

Desayuno liviano
y ahí está mi Veneciana.
Emprendo el día con mi espada
abriendo caminos en la arena.
La duna me atrapa,
acomodo mis sueños
mi maleta no alcanza…
La lucha es ardua
¡y yo tan cargada!
Descuido la maleta,
se abre… se disparan…
y me atrapan.
Cuando me siento invadida,
otra carcajada queda registrada.

Misterio develado,
nadie se da cuenta
porque en el camino
me protegen las hadas
dejando siempre pronta
Mi Veneciana…

lunes, 4 de abril de 2011

Todo normal


Me persigue...
no le da resultado.
Me atormenta...
escapo por el atajo.
Me manotea..
esquivo apresurada.
Me alcanza
quiebra mis alas...
Me convierto en aire
y huyo de sus garras.

Otra noche más luchando
contra mis monstruos...
Y por las mañanas,
un simple miedo me atrapa...

Imagen:
Francisco Goya
Judith y Holofernes 1819/20

viernes, 1 de abril de 2011

2 de abril 1982 – 2011

El 2 de abril es un día de duelo. Por los caídos, por los que volvieron, por el engaño y la complicidad de la prensa con la dictadura.
Sí, dictadura con minúscula aunque sus crímenes hayan sido mayúsculos.
Nuestros chicos, “Mis Chicos” que no voy a dar sus nombres por respeto. Esos que se fueron con poemas en los bolsillos y Sui Géneris en los oídos... Esos a quienes hicieron crecer de golpe… LOS MÍOS que afortunadamente volvieron y pude besar y abrazar nuevamente, los otros, los que quedaron… Esos Chicos que no recibieron absolutamente nada de todas las colectas que hicimos… Esos Chicos que, hoy hombres, despiertan de noche ante el menor ruido… Esos Chicos que sienten parálisis en sus caras apenas deben enfrentar situaciones nuevas…
Esos Chicos que me contaron, de primera fuente no es broma, cómo estaban en una trinchera de Puerto Argentino cuando los abandonó su “jefe” (no sé de grados militares), cómo debieron calentar en jabón una cebolla helada por ser el único alimento disponible, cómo salió un compañero, al que yo no conocía, a buscar comida y voló por pisar una mina, cómo le llevaron el reloj a esa madre….
Por todo eso, por todos ellos, porque en esos días de angustia me prometí no callar y buscar justicia, es que hoy, a 29 años, renuevo mis votos NO CALLARÉ JAMÁS LAS INJUSTICIAS, por ustedes y por los otros, los que quedaron ahí por la aventura militar de la dictadura cuya cara visible era la de un borracho.

video