sábado, 28 de mayo de 2011

Ocres de otoño

cuando el viento de otoño
produce esa lluvia de ocres
que cubren los pisos
siento placer al caminar
oir el dulce crujido
que suave me dice
ESTOY CONTIGO
porque siempre
en otoño
amamos
profundo
miramos los pájaros
buscando refugio
nos colgamos de sus alas
para protegerlos
defendernos
y en ese intercambio
de savia y sentido
envuelto en ocres
mirando el mismo cielo
te siento cerca mío.

Imagen:
Otoño Van Gogh

jueves, 26 de mayo de 2011

Viento del Sur

Me gusta el viento...
El viento del sur.
Porque cuando llega
me trae tu perfume
tus suspiros
me acaricia
me envuelve
y respiro tu mismo viento
y en una risa sin sentido
me despeina
me voltea
y juntos de espaldas al piso
mirando la luna brillante
en el preciso momento
que una estrella fugaz
comienza a desmayarse.
Entonces pido mi deseo...
Que el momento sea eterno
que te traiga el fuerte viento
y en el abrazo fecundo
agitando anhelos
con mis pupilas brillantes
encuentre sosiego.
Me gusta el viento...
El viento...
Del Sur.

Imagen
: Viento en la Playa - Riva Richard Vanthournout

lunes, 23 de mayo de 2011

Mi primer año de blogger

Hoy 24 de mayo, mi blog cumple un año de vida.
No puedo menos que festejarlo y agradecer a los directamente involucrados:
A “su padre”, a “mi familia bloguera” y a aquellos que sin ser blogueros se acercan de puro corajosos nomás…
Empezaré por orden… este blog fue concebido en un acto “de amor intelectual”… Fue así y lo cuento…
Inscripta en uno de mis cursos de portugués, llegó al aula mi nuevo profesor, Alex Simões... Cometí un error al escribir... Rectifico, llegó al aula “MI NUEVO PROFESOR”, Alex Simões.
Vino con todo ímpetu y actualidad trayendo sus conceptos:
- ¿Tienen facebook?, ¿blog?, ¿Twitter? Porque su uso para el aprendizaje de lengua extranjera….
Glup
Ahí empecé a sentir mi ignorancia, como además de venir con todas las novedades, él tenía “ojo” para azuzar personas se salió con:
- Hilda, el tren pasa. Si no te subís te quedás. Hacé lo que quieras… pero después…
Resistí heroicamente con mis argumentos como un mes y medio.
Eso es resistencia...
En cada clase, mientras yo resistía, él mostraba la utilidad de los medios de comunicación horizontal...
Tardé un mes y días... Empecé con el facebook, no fue poca cosa ya que, como manejaba argumentos en contra de su uso, muy bien masticados, ordenados en cantidad de letras y páginas impresas además de difundidos, debí recibir la chicana de familiares y amigos…
El 24 de mayo parí mi blog… Con dos meses de embarazo… Mi asistente vía Chat fue Alex. Mis primeros post fueron en portugués.
Como siempre, los hijos al principio se parecen al padre pero luego adquieren todas las “cositas” de las madres, para eso "son nuestros"... Ahora, el blog es en “mi lengua”…
De todas formas, como sin padres no hay hijos… Resolví hacer un blog de Historia y otro de Literatura donde subo mis “ignorancias”, que intento “designorar”, en esa lengua que adoro: El Portugués.
Ahí están los tres Juanito Laguna intentando remontar barriletes
A partir de ese hermoso momento se agrandó mi familia.
Mis amigos blogueros me acompañan en este avatar y no puedo dejar de invitarlos a “mi fiestita” (que es virtual, sin pelotero, sin payasos y sin globos).
Además mis amigos de vida, o de trechos de vida, que se acercan/acercaron en algunos momentos, también están invitados. También participo a los otros profes que pasaron para ver qué hace esa alumna de portugués que los invita a leer sin pudor.
A los que sé que leen pero no dejan comentarios les digo que a veces lo hagan, me gusta saber qué opinan.
Ah… y Alex me “pinchó” hasta que tuve twitter!!!!
Eso es ser PROFESOR!!
Los alumnos terminamos haciendo lo que él indicó, cambiamos nuestros argumentos y encima gozamos con el trabajo…
Un abrazo a todos y gracias… Realmente me gusta este medio de comunicación aunque tenga alguna contraindicación, es hermoso pertenecer a la Aldea Global.

Gracias a la vida (Mercedes Sosa- Joan Baez)
video

domingo, 22 de mayo de 2011

Misterio

Sucedió en mi casa, una noche cualquiera o a lo mejor fue una mañanita... Porque cuando me despierto salgo al patio, no importa si hace frío o calor y menos aún me importa la hora... Me gusta mirar cómo se encienden las estrellas... Es cuando encuentro a los seres amados del más atrás... Por siempre en mi alma... Estoy con ellos, pienso, les comento lo que me pasa y ellos me miman... Hay seres que una siempre necesita...
Estaba en el patio decía, quietecita recostada en la hamaca, más que recostada estaba enroscada, amontonadita... Pasaron las horas... No sé cuantas, pero pasaron y yo, mirando el calidoscopio del cielo...
De repente, mis brazos se fueron metamorfoseando, eran membranas...
¡Se tornaron membranas!...
Hermosos colores los cubrieron
mi cuerpo leve cual crisálida
mis piernas en patitas finitas transformadas
remonté vuelo...
Ahí seguro era el amanecer porque los astros empezaban a desmayarse sobre el horizonte sin mar... Me posé en la rosa blanca...
Aspiré el perfume
mis pulmones plenos...
Me sorprendió la pregunta del niño que pasaba de la mano se su madre:
- Mami, ¿por qué las mariposas duermen paradas en las rosas?
No fue menos audaz la respuesta:
- Porque está buscando el hada que se le perdió en la noche.
- Pero.. Las hadas... ¿no están en el jazmín?

En ese punto descubrí el rayito de sol que me devolvió las formas y una brisa rozó mi cara... Miré la rosa, blanca como la nieve... Un pajarito pequeño, simple, oscurito, acababa de colocar sus patitas en una de sus ramas...
Lo que nunca pude saber es cómo llegué hasta ese lugar como a diez metros de la hamaca ni por qué tenía en mis cabellos una plumita marrón...


Pintura
: La hamaca
Raúl Soldi (1905-1994)

viernes, 20 de mayo de 2011

Inconsciente compartido.

Escrito por Cristian Lezcano- Gonzalo Moran
…"Encaro con toda la onda para recibirlo con amabilidad, pero no, odio cuando NO me dan un volante en la calle, ¿porque no me lo dan? ¿Acaso no cumplo con los requisitos necesarios? ¿No doy importante? ¿No tengo cara de poder pagar un arreglo de celular o de poder comprarme uno, o de comer rico en un restorante choto?”… Lo dijo alguien en la radio, uno de esos tantos comediantes de cotidianeidades y es algo que tengo anotado en mi cuaderno desde hace un tiempo largo.
Me pregunté, ¿QUÉ FUE ESO?
Escuche hablar del inconsciente colectivo, pero jamás del inconsciente compartido.
Tenía casi dos sotas de edad, cerca de casa teníamos un predio cedido a contra voluntad de sus dueños perteneciente al banco hipotecario, era invadido casi todos los fines de semana por clones míos.
Esa tarde intente colarme a un partido ya empezado y después de varias “no sé, mía no es la pelota, pregúntale al dueño” la sentencia fue “ya estamos completos”.
Mi búsqueda por llamar la atención siempre fue una marca registrada, iba con una peluca de rulos, hacia que me viera como Maradona, cada vez que la usaba los pibes se reían, pero como todo chiste en algún momento se quema, duro unos meses, hasta que el largo de mi pelo igualo al de la peluca. Era como asistir a una fiesta de disfraces disfrazado de pobre, carente de gracia.
Caminando con las rodillas blancas de tierra, botines negros y medias largas tipo toalla, seguí en búsqueda de otro partido al son de una guitarra criolla. Me acerque a la salamanca y con la facilidad que me caracteriza de conocer gente nueva en lugares extraños me uní al grupo. La maquina de generar obviedades creo una pregunta con la que rompí el hielo ¿Están tocando la guitarra? Me había topado con los groupies de la bandita local.
Recuerdo como usaba aquella entrada en futbol, de lejos veían al petizo acercándose y resonaba en sus cabezas la duda de si aquel les iría a robar. Aquel era yo, y solo quería jugar. A los quince metros de distancia en un espacio descubierto las personas en grupo numeroso pueden actuar como manada, por eso se debe tener cautela. De un momento a otro me perdía de vista, desaparecía. Escondido detrás del arco trataba de mimetizarme, alguien podía y entonces pensar que era un invitado más, que yo conocía a un jugador dentro de la cancha y estar presente en calidad de refuerzo. Estudiaba todo, en principio quien era el más habilidoso, después quienes eran: el patadura, el copado, y por ultimo el dueño de la pelota. “¿Se puede jugar?” Era la frase inicial, por supuesto que nunca recibí un “de hecho, lo estamos haciendo” como respuesta, en esa época no parecía existir el sarcasmo entre chicos, fue algo que aprendimos mas adelante.
La estrategia en esa instancia era darle charla al arquero hasta ganártelo: si le sacas una sonrisa al arquero estas adentro pensaba. Pocos arqueros son mala onda es lo que puedo decir.
Aquel verano estuve de novio con una chica que después se hizo amiga de mi vieja (no le digo así, siempre le digo mamá), había dedicado un tiempo largo a componerle un tema con la guitarra. Noche tras noche le agregaba algo, incluso llegue a grabarlo en un CD, obvio que no canto, así que solo quedo un concierto de de cuerdas. Al don del entone siempre lo tuvo mi hermana. Creo que mi gran virtud es esforzarme en lograr tener virtud en algo, de ahí es que aprendí a tocar la guitarra.
Uno de ellos me pregunto si sabia tocar, a lo que dije “mas o menos” para eliminar presión. Agarre la guitarra pensando en aquel como un día especial, dedos fríos y a tocar. Sonó la canción de amor instrumental mas dulce de mi barrio, al menos se sostuvo hasta ese momento, entonces un dueto con un “¡para! Esa no es la…” me hicieron de coro interrumpiendo mi mejor momento.
Resulta que el chico de pelo largo y menor pinta de músico había compuesto lo mismo. Le paso la guitarra, la toma por el cuello y la acuesta de cintura en sus rodillas, con la peor postura empieza a tocar con exactitud lo mismo que yo había ejecutado “ así no es la mi” les dije y cambie de tema con un “yo toco la armónica en realidad” y así como ese duende se les apareció desapareció, pero esta vez mas raro que de costumbre, me fui con una sonrisa dura, ojos perdidos en la nada y no estoy seguro, pero creo que también iba corriendo.
Anoche tuve un sueño con el que puedo unir estos relatos separados. Aparecía en algo llamado inspiración, que en mi cabeza figura representada como una fuente de agua en una plaza, calculo que debe haber una para cada especialidad, ya sea el humor, el cine, la música, etc. Porque a mi me toco una en la que solo nadaban comentarios graciosos, no agarre ninguno bueno. Es la primera vez que la veo pero no creo que sea la primera vez que la uso. Por dentro son como palabras separadas que al juntarlas forman frases que a su vez forman pensamientos, son desencadenantes de ideas tanto buenas como malas. En la fuente hay reglas, ejemplos: no leer palabras ajenas, debido a que son personales, meterse al agua o mear, pero suelen romperse. A veces hay confusiones y peleas por ver quien se lleva la idea, entonces se llega a un acuerdo que también se rompe. Estuve un tiempo largo esperando encontrar alguna para mi y noté que algunos no tomaban precauciones y dejaban pensamientos armados, me quede al acecho y tome uno empezado, se de quien es y me imagino la cara que va a poner cuando lea esto y sepa “¿QUÉ FUE ESO?”

Nota:
Cristian y Gonzalo fueron alumnos míos en la ET 33, “El Plume” para “nuestra familia”.
La relación trascendió a la de alumnos-profesora, surgiendo un afecto extra como surge entre todas las personas con inquietudes compartidas.
Publico este texto para recordar el mes de fallecimiento de Gonzalo en un accidente.
Estará eternamente en nuestros recuerdos y pensamientos porque tuvo VIDA.
Gracias Cristian por permitirme postear el texto “Inconsciente Compartido”... Si compartimos entre muchos, es más liviano...
Hilda, “la profe”

En el baúl

Mi soledad,
domesticada por inevitable
exacerba mi imaginación
busco en el baúl de mi memoria
las imágenes de mis secretos.
Fetiche válido en mis horas aciagas
Contradicciones…
Estoy grave de tanta nostalgia
No quiero seguir hurgando
Continuo…
¿En el fondo?
Ahí me estás esperando
Siento que aún no llegué
Más abajo, en el doble fondo
Es ahí donde te veo
No por lejano, sí por ausente
En mi devaneo
me abrazás
sellás mis labios,
me estrujás
todo es intenso…
Es cuando con mi rostro
bañado en lágrimas
vuelvo a la realidad
rescatando el sencillo modo
de nuestros encuentros...
No hubo abrazos, no hubo besos
sólo un amor unilateral
caminando descalzo,
enajenado,
hacia el abismo de tu cuerpo.


Imagen:

pintura de Django Reinhardt (Bélgica 1910 - Francia 1953)

miércoles, 18 de mayo de 2011

De gorrión y vuelos...

En el preciso momento
en que todo me resultaba extraño
observo una cornisa y ahí estaba.
Emprendió el vuelo, desplegó las alas
y mansamente fue hasta una ventana.
Cabecita inclinada, ojitos redondos
miguita en el pico...
Lo sentí muy cerca, hasta percibí una pregunta
Vos, ¿de qué galaxia sos?
Para poder responderle liberé mis sentidos
mis poros sedientos las puertas abrieron.
La miga se transformó en pincel
para acariciar suavemente mi alma...
Un pico susurrante en mi oído trinaba
música de Vivaldi, un tanto olvidada.
Rozaban mi hombro sus alas abiertas
en un abrazo suave de plumas plateadas.
Sus dedos finos en la abertura posados
al moverse apenas mi piel erizaban.
Las uñas, como puntitos leves,
encendían luces y candelas
cuando mis sentidos se agudizaban.
Los colores del plátano en mayo
me invitaban a beber su savia.
El gorrión de mi vida voló hasta otra ventana...
Con ojitos redondos, cabecita inclinada
nuevamente me preguntaba
Vos, ¿de qué galaxia sos?
Y con su vuelo me estimulaba...
Mis poros sedientos bebieron la vida
se contorneó mi cuerpo, me crecieron alas
me amarré al viento con cabellos sueltos
y remonté vuelo con plumas plateadas...

viernes, 13 de mayo de 2011

A la carga por un soporte Nac & Pop

http://estufados.blogspot.com/2011/05/volvemos-la-carga-por-un-soporte-nac.html

La niña…

Estás transitando tu ruta consciente y ordenadamente planificada. No excedés la velocidad, tus cabellos ordenados a tu estilo con color y corte estudiados están cubiertos por un pañuelo rojo.
Mirás tu entorno con la tranquilidad que te da la seguridad de estar en el lugar correcto en el momento adecuado, el cinturón de tu vehículo ajusta tu cuerpo… En la paz del otoño de hojas ocres sueltas al viento, divisás a la vera del camino flores de estación pintadas con suaves y dulces pinceles… Allí, a lo lejos, un gorrión que te invita a volar. Sentís el beso de la vida, ese que va directo a tus labios sin escalas previas... Que devolvés porque no es robado... Que saboreás porque lo sabés dulce... Notás que todo se llena de pájaros y colores… Desprendés el cinturón, te permitís despeinarte y transitar los parques pisando los bellos amarillos... Te autorizás volar y descifrar signos... Te sentís un pájaro que despliega las alas en la libertad del infinito...
En ese momento descubrís a una pequeña que corre, te mira y te sonríe... Tiene largos rizos sujetos con un moño blanco, ves la mano de tu madre arreglando las cintas, acomodando el primoroso vestido, mansamente te posás en una rama… Sos esa niña… Un rayito de luz entra por la ventana... Es el sol del amanecer de un nuevo día...

Imagen:
Mujer con pañuelo
Rafael Ramirez

domingo, 8 de mayo de 2011

De irrealidades y distraídos

La irrealidad existe.
Sí. Se puede tocar, ver, sentir.
Es verdadera, existe.
Existe en un azul, en un rojo
en un dibujo, en un diseño...
La irrealidad existe.

Existe en un poema de Benedetti
en Miguel Hernández, Neruda.
En la voz sin par de la Negra Sosa.
En Lygia Telles y el misterio de sus pompas.
En Galeano y su prosa...
La irrealidad existe,

Existe y llega despacito
a la madrugada,
se mezcla en mis sueños
penetra en mi almohada...
La irrealidad existe.

Existe en la brisa suave
que desprende hojas
provocando lluvia de ocres
que tiñen mi ropa...
La irrealidad existe.

Existe
y cuando percibo
el secreto de las hadas
en lo hondo de mi ser
y me toca,
y la siento
y no puedo mirar para otro lado
y no puedo vivir sin ella...
La irrealidad,
es tan real y concreta
que me causa pena el distraído
que no puede verla.


Imagen:
Irrealidad
http://semblanza-entreluces.blogspot.com

jueves, 5 de mayo de 2011

Sobre el mes de abril…

Alguna vez escuché decir en una canción, que le habían robado el mes de abril.
No me lo creía, tan concreto él con sus hojas al viento y la lluvia de ocres… ¡Cómo se lo iban a robar!
Cualquiera lo identificaba y se lo tenían que devolver, vivimos en ciudades con códigos…
Bueno… Eso pensaba hasta que un domingo, el primero de mayo para ser más precisos, descubrí que me había pasado lo mismo:
Me robaron el mes de abril.
Como lo suponía fácilmente identificable, comencé a buscarlo… En mi búsqueda frenética, descubrí otros faltantes… No quiero psicotizarme pero… me faltan el brillo en la mirada, la risa de mi boca…
Por temor no quise seguir buscando, tenía pánico de encontrarme con otra ausencia…
Me aboqué a mi objetivo, salí con urgencia a los caminos, remonté mi galaxia, me colgué de hilos de seda… despacito pispee el mundo… Y nada….
Mi mes de abril no aparece…
Tampoco veo sus lunas brillantes, ni las estrellas que podía agarrar en mis manos.
Estando en esa búsqueda loca oí una voz suave, muy suave que me indicaba el lugar
- Mirá detrás del jazmín, el que está enamorado del muro.
Mi prisa fue increíble, en una fracción de segundo ahí estaba…
De mi mes de abril ningún rastro…
Ya avanzaba mayo, y yo, suspendida en el tiempo buscando mi absurdo…
Un perfume nostálgico me arrastró, fue cuando en un costadito del cielo, mirando como quien no quiere ver, suavemente… dulcemente apareció “La Melancolia”…

Desde ese día busco mi mes de abril, con un dulce dolorcito en mi costado izquierdo…
Sé que lo voy a encontrar, por eso sigo buscando…

lunes, 2 de mayo de 2011

Cuando llegue…

Mis pensamientos no se detienen…
Mis piernas huyen despavoridas…
Miro mis pies.
Dudo
¿Los tengo en su lugar?
Sí, no es un sueño…
Estoy transitando con los pies en el suelo…
Pero no tengo tierra
ni asfalto
ni nada
Camino, corro, llego, me voy
Dónde
Cómo
Cuándo
Es lo que intento averiguar…
Sólo sé que si un estrepitoso ruido
no me detiene en mi camino,
un lago manso de aguas cristalinas
me espera…
En él veré reflejada mi figura ajada
y beberé el agua bendita
hasta el último sorbo…


Dibujo: Diego Rivera (1886-1957)